Ofrenda a la Diosa de la Disciplina

August 26, 2012

 

 

 

 

 

 

 

Cuando el Avatar Krishna le instruyó a Arjuna que tenemos derecho a nuestro trabajo pero no a los frutos de nuestro trabajo, aconsejaba al guerrero actuar territorialmente, no jerárquicamente.Debemos hacer nuestro trabajo por su propio bien, no por fortuna, atención o aplausos.Luego está la tercera forma,  ofrecida a la Diosa de la Disciplina, que está más allá de la jerarquía y el territorio. Eso es hacer el trabajo y dárselo a ella. Hacerlo como una ofrenda a la Diosa Disiplina.

 

"Dame el acto.

Purgado de desesperanza y ego.

Fija tu atención en el alma.

Actúa y hazlo por mí. "

 

La obra viene del cielo de todos modos. ¿Por qué no devolverla de regreso?

Trabajar de esta manera, nos enseña el Avatar Krishna, es una forma de meditación y una especie suprema de devoción espiritual. También, creo, se ajusta más estrechamente a la realidad superior. De hecho, somos servidores del misterio. Nos pusieron aquí en la tierra para actuar como agentes del infinito, para traer a la existencia lo que aún no es, pero que será, a través de nosotros. Cada respiración que tomamos, cada latido del corazón, cada evolución de cada célula proviene de Dios y es sostenida por Dios cada segundo, al igual que cada creación, invención, cada compás o línea de verso, cada pensamiento, visión, fantasía, todo golpe idiota y  golpe de genialidad provienen de esa inteligencia infinita que nos creó a nosotros y al universo en todas sus dimensiones, desde el vacío, el campo del potencial infinito, el caos primario, la musa. Reconocer esa realidad, borrar todo ego, dejar que el trabajo venga a través de nosotros y devolverlo libremente a su fuente, que en mi opinión es tan fiel a la realidad como lo es.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags